Da el primer paso

Da el primer paso 

Cada persona piensa de manera diferente, algunas son capaces de hacer ciertas cosas y otras no, porque unas son más decididas y valientes que otras, por eso unas consiguen cosas en la vida, que otras no son capaces de conseguir.

En mi época de paracaidista, subía al avión, despegaba y no veía nada hasta que alcanzábamos la altura de salto, sobre los 4.500 m. aproximadamente, llegados a esta altura, se abre la puerta del avión y se salta. Es un momento en el que no ves nada, las condiciones atmosféricas son adversas, debajo de ti está lleno de nubes, la visibilidad es nula en muchas ocasiones, pero no importa, lo que quieres es saltar y disfrutar del salto, de la caída libre, de volar, cuando atraviesas las nubes y empiezas a disfrutar de las vistas, del paisaje que es impresionante, a continuación y conforme te vas acercando a tierra, vas viendo la zona de salto que es donde vas a llegar y finalizar el salto, que cuando saliste del avión, no se veía. Esto es en un salto durante el día, pero en los saltos nocturnos, ahí sí que no se ve absolutamente nada, pero se también se salta.

Da el primer paso

Da el primer paso 

Pero si tú quieres vivir esta experiencia, tienes que tener el atrevimiento y la valentía de hacerlo y saltar, aunque no veas nada. Verás como poco a poco y de manera progresiva, conforme te vas acercando a tierra, vas disfrutando y viendo las cosas de otra manera mejor y más positiva.

“Cuando un paracaidista salta del avión a cinco mil metros de altura, piensa que debajo de él normalmente hay nubes y no ve nada, pero conforme va cayendo, va viendo la zona de salto”

Atrévete “da el primer paso”

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: